Orientación Vocacional para Padres... ¿Qué hacer cuando nuestros hijos se encuentran eligiendo carrera? Claramente, esta no es una pregunta de respuesta simple!

Ser padres se ha vuelto cada vez más complejo. Muchos son los temas que debemos abordar para beneficio de nuestros hijos. Dentro de esta complejidad se nos aparece de repente el tema de la elección de carrera. Y justo esto ocurre en la adolescencia, cuando muchos de nuestros jóvenes todavía “adolecen” de información o criterios adecuados.

 

Día a día muchas de las interacciones que tenemos con nuestros hijos se consumen en otros temas: permisos, dinero, notas escolares, hábitos domésticos. Y para ser francos, pocas veces, se asoma el tema de la elección de carrera. Cuando aparece es el momento en que los padres debemos mostrar claridad, seguridad, orientación porque nuestras palabras van a quedar grabadas en nuestros hijos. 

¿Qué debemos tener en cuenta para ser un aporte a nuestros hijos, en este tema y momentos cruciales? Debemos tener muy claro los aspectos en que se basa la elección de una carrera. No saber ponderarlos es fuente de confusión. Por eso los padres debemos tener siempre presente a cuál aspecto nos estamos refiriendo:

Intereses: Se refiere a los gustos, motivaciones, aspiraciones, que nuestro hijo pueda tener. Se define aquí lo que les hace verdaderamente felices, más allá de consideraciones prácticas. Es la base de la elección de una carrera y lo que nos va a mantener entusiasmados toda la vida.

Aptitudes: Es equivalente a decir si “tiene dedos para el piano”, mientras que los intereses son  si “le gusta el piano”. No es fácil dirimir si existen o no aptitudes para una carrera. Poner todas las fichas en las aptitudes para decidir es un riesgo muy alto por lo difícil que es  distinguirlas.

Información: Consiste en conocer qué se está eligiendo de verdad como carrera, tanto en lo que se estudia como en lo que se trabaja. Hoy se puede acceder a mucha información a través de internet.

Requisitos: Esto incluye aquellas condiciones que se deben cumplir: Notas de Enseñanza Media (NEM), Ranking, Puntajes en la PSU, Pruebas Especiales. Puntajes de Último Seleccionado. Para muchos jóvenes esta es la hora de la verdad.

Costos: Para algunos jóvenes este no es un criterio que les resulte significativo, no porque no les importe el dinero, sino porque las cantidades involucradas son inmensas para ellos como para tomarle el real peso al tema.

Aspiraciones económicas: Suele ser el prioritario para muchos jóvenes, a veces contagiados por el pragmatismo de los adultos. Este énfasis ha aumentado hoy en día con los listados de carreras que existen según los sueldos que se van a recibir.

Entonces, será vital para los hijos que nosotros como padres tengamos muy claro este “rayado de cancha” para conducir la conversación sobre carreras, cuando esta se produzca. Así ellos ponderarán en su justa medida la decisión que están tomando. 

Hasta aquí llega la ayuda de nosotros como padres. Ir más allá, como decirles qué carrera estudiar, puede ser un exceso que signifique gran frustración para los hijos. Esta actitud es tan equivocada como la opuesta, dejarlo solo para que él o ella decidan por su cuenta.

No es fácil, como padres, mantener el equilibrio y controlar nuestras expectativas, hemos puesto mucho para sacar adelante a nuestros hijos. Sin embargo debemos hacer todos los esfuerzos para respetar su decisión. La única condición es que se tome con la máxima madurez y conciencia posible. 

En este esfuerzo podemos ayudarnos si nos contactamos con el amor que sentimos por ellos, Desde ese sentimiento profundo y verdadero podremos apoyarlos en la decisión que están tomando. Y sentir el apoyo incondicional de nuestros padres es lo más importante para sentirse realizado y ser una persona feliz, fin último que como padres debemos tener con nuestros hijos. 

 

Fuente:
Revista Vitrina Académica
www.revistavitrina.cl 

TWITTER SIAD

EXHIBITS

 Los Conquistadores 1956, Providencia, Santiago
Mesa Central: +(56 2) 2333 8511